domingo, 25 de enero de 2009

Entras por mi ventana,
me cubres completamente,
ardes como fuego.
Nada es muy grabe,
todo se puede arreglar.

Esperemos que caiga la lluvia,
nos salvaremos y rogaremos,
el río tiene que volver.

Es peligroso volver,
las serpientes nos rodean,
encarnando una dulce melodía,
cascabeles sonando en el desierto.

Algún día volveré,
no me esperes mas.
Yo volveré con la lluvia,
suave lluvia de verano.



' M.C.S

1 Suicidas:

antonio dijo...

Creo que eso ocurre todos los dias.
El empezar de ´cero, pero somos cobardes.
Gracias

Publicar un comentario